¿QUÉ HUERTO CON TU VIDA?

EL SUELO VIVO II

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Share on facebook
POR ESPERANZA ORDOÑEZ

¿CÓMO PREPARAR EL SUELO DEL HUERTO?

Si el huerto se va a ubicar en la azotea o en el patio, entonces se van ha usar macetas, contenedores, mesas de cultivo para sembrar. La mezcla de tierra que se debe hacer para que se tenga un espacio apto para el cultivo debe ser de la siguiente forma:

  • 3 partes de petmos (tierra de composta).
  • 1 parte de tierra negra.
  • 1 parte de arena o viruta.

Se mezclan las tierras verificando que queden bien incorporadas y que se desintegren los terrones que se puedan formar, se deberá retirara también las malezas o raíces que pueda traer la tierra y trabajarla hasta dejar un sustrato fino y airado.

Algo que se debe de tomar en cuenta a la hora de cultivar en macetas es que el sustrato esta más expuesto a que sus nutrientes se vayan degradando, por eso es recomendable abonar 1 vez al mes con hummus de lombriz o petmos, cuidando siempre que no sean abonos agro tóxicos.

Si se tiene la posibilidad de tener un huerto a campo abierto, el trabajo del manejo del suelo representa más esfuerzo en estas condiciones cuando es la primera vez, después ya solo es darle mantenimiento y cuidar que no pierda su fertilidad.

Se recomienda construir camas de cultivo bio-intensivas trabajándolas por el método del bancal profundo ¿POR QUÉ CAMAS BIO-INTENSIVAS Y NO HILERAS?

 El rendimiento de la producción en las camas bio-intensivas es 4 veces más que un área menos profunda equivalente a la cama y sembrada en hileras. 

 

¿CÓMO CONSTRUIR LA CAMA BIO-INTENSIVA?

Antes de comenzar a construirla se debe considerar el largo, el ancho y la profundidad. 

El largo del bancal va depender del terreno, pero se recomienda que  no sea mayor a 8 m porque para pasar del otro lado se tendrá que rodear el bancal.

El ancho del bancal puede ser entre 1.20 m y 1.50 m, para saber cuál es el ancho ideal de la cama se debe considerar que desde afuera de la cama se alcance a llegar a la mitad con los brazos para poder realizar las labores de siembra, poda, deshierbe y cosecha sin pisar la cama de cultivo.

De la profundidad de la cama va a depender el rendimiento de la siembra. Para muchas personas es ilógico que se cabe 0.6 m de profundidad, porque piensan que las raíces de las hortalizas no son tan profundas , que solo están en la superficie, pero la realidad es que las raíces de las plantas alcanzan grandes extensiones, por ello es que se les debe proporcionar la mayor profundidad.

  • Lechuga: 1.20 m
  • Maíz: 1.20 m
  • Jitomate: 1.22 m
  • Zanahoria: 2.38 m
  • Betabel: 3 m 
  • Alfalfa: 20 m
  • Coliflor: 90 m

 

 

El método del bancal profundo es el secreto y el éxito de la cama bio-intensiva. A las plantas se les da el espacio de extender sus raíces verticalmente para poder reducir el espacio que existe entre ellas. S i no se avara tan profundo y no estuviera flojo el suelo, las plantas no podrían desarrollar raíces fuertes y profundas son menos susceptibles a plagas y enfermedades y son productoras.

Cavar tan profundo y mantener el suelo flojo ayuda ahorrar energía a la planta al no tener que perforar el suelo para extender sus raíces. Cuando no se cuenta con esta estructura en el suelo las raíces de las plantas se encuentran en la superficie y tienden a extenderse horizontalmente estorbándose unas con otras.

Después de que ya se tiene el diseño del bancal que puede ser de forma triangular, rectangular, cuadrada, circular o de forma irregular, siempre y cuando cumpla las condiciones de ancho y profundidad.

Lo que sigue es lo difícil ¡CONSTRUIR EL BANCAL!, este trabajo solo se hace una vez, ya después solo hay que abonarlo cada 3 o 5 meses.

 

  1. Con un hilo o atadero y estacas marcar en la parcela la forma del bancal.
  2. Regar el área a cavar dos días antes de empezar a perforara el suelo. Para que al momento de picar el suelo este flojo y sea más fácil cavar y no se formen terrones en la tierra. 
  3. Con la pala de punta marcar el contorno del bancal en el suelo.
  4. Con el pico comenzar a picar el área elegida para construir el bancal y a la vez ir sacando la tierra con una pala de cuchara. Este proceso se continuara hasta que se hayan cavado 0.6 m de profundidad.

La tierra se va amontonar a un lado cuidando que no se mezclen las capas. 

La distancia que se va a dejar entre cada bancal será de 0.3 m. 

Esta parte es la más difícil, para realizarla puede llevar un día de trabajo, este lapso de tiempo depende de la estructura del suelo. Si es un suelo difícil de trabajar y está costando trabajo cavar, lo mejor será que se eleve la cama. Cuando la cama de cultivo se eleva unos centímetros se convierte en un bancal.

Se puede cavar solo unos centímetros 10, 20, 30, etc., y los centímetros que falten para tener la profundidad idónea será la altura que tendrá el bancal y se deberá rellenar con el sustrato antes mencionado.

¿CÓMO PREPARAR EL SUELO DE LA CAMA O BANCAL?

El mejoramiento de la tierra del bancal va a depender del estado del suelo. El valor nutricional del suelo se puede mejorar intercalando capas de la que se saco con materia orgánica café y verde.

Las primeras 4 capas simularan una composta. En los artículos anteriores se encuentra como se hace una composta.

  1. La primer capa corresponde a materia orgánica café , son 0.1 m y puede ser aserrín, hojarasca o cartón. 
  2. La siguiente capa serán igual 0.1 m, pera esta será de materia orgánica verde, son residuos de frutas y verduras.   Después vine otra capa de materia orgánica café, una de verde y por ultimo una de café. Las capas serán de 0.1 m. 
  3. La ultima capa va a corresponder al sustrato. Este se va a preparar con 3 partes de petmos y 2 partes de la tierra que se saco al cavar.
  4. se incorpora esta mezcla de tierras y ¡LISTO! el trabajo del bancal se ha concluido. Antes de sembrar en el bancal se debe esperar de una a dos semanas por que es probable que el volumen de la materia orgánica disminuya y se deberá rellenar ese espacio con el sustrato preparado.

Ahora ya solo se debe evitar pisar el bancal para no compactar la tierra y mantener su fertilidad.

 

¡YA CASI ESTAMOS LISTOS PARA EMPEZAR A PRODUCIR NUESTROS ALIMENTOS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *